Cifra récord de sanitarios extranjeros en el SNS: ya son más de 66.000

22.08.2018

El número de profesionales de la salud foráneos afiliados a la Seguridad Social ha aumentado un 14% en el último año.

El verano suele ser una buena época para las cifras de empleo en el sector sanitario. Las sustituciones por vacaciones del personal de plantilla propician que el número de contratados aumente en los meses de junio, julio y agosto, algo que no sólo afecta a los trabajadores españoles, sino también a los extranjeros. Buena prueba de ello son los datos que acaba de publicar el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, los cuales reflejan que el número total de afiliados foráneos en actividades sanitarias y de los servicios sociales en julio de 2018 ha ascendido a 66.007, máximo histórico desde 2009, primer año del que se tienen datos de los empleados extranjeros en el Sistema Nacional de Salud (SNS).
Estas cifras reflejan tanto el número de trabajadores del régimen general (59.535 sanitarios) como autónomos (6.472) y suponen un aumento del 13,75 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y de un 4,74 por ciento en comparación con junio de 2018.
En cuanto a la procedencia de los sanitarios que trabajan en el SNS, 24.970 de ellos son ciudadanos de la Unión Europea mientras que 41.036 han nacido fuera de las fronteras del Viejo Continente.
El número de profesionales de la salud extranjeros presentes en el SNS ha experimentado importantes variaciones en la última década. En el año 2010 se registró la cifra más baja de la serie histórica iniciada un año antes, con tan sólo 24.893 afiliados foráneos, mientras que en 2011 se alcanzó el máximo con 62.905. Los datos anuales sucesivos reflejan fluctuaciones menos radicales que oscilaron entre los 48.000 y los 55.000 sanitarios, cifra esta última que se alcanzó en 2017.
No obstante, los buenos datos de los seis primeros meses de 2018 en cuanto al número de sanitarios extranjeros presentes en el sistema sanitario español invitan a pensar que en el presente año se superarán las altas cifras globales de trabajadores de la salud foráneos en el SNS alcanzadas en 2017, volviendo a números similares a los de 2011.