Dr. Juan Simó: "¿Faltan médicos?: Datos y misterios"

11.12.2017

El médico de familia Juan Simó analiza en su blog la realidad sobre la necesidad de médicos en España, partiendo de la escasez de datos que se pueden manejar al respecto. Datos que, a su juicio, no respaldan que actualmente "falten profesionales" en España. Todo lo contrario, asegura el Dr. Simó, "nunca hemos tenido tantos médicos empleados en el SNS ni tantos potenciales candidatos para trabajar en el mismo" 

Utimamente, políticos y medios nos bombardean con el asunto de que "faltan médicos" en España. Pero los datos no sustentan para nada este mantra. Los datos no son muchos pues ni la transparencia ni la previsión caracterizan a la Administración en general y la sanitaria no iba a ser menos. Como muestra, el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios, que el Ministerio dice creó en 2012 y que todavía hoy es una entelequia. ¿No será que los datos que tienen y que sólo ellos conocen desmienten el mantra? Pero bueno, es lo que hay, y según lo que hay: Nunca hemos tenido en España más médicos no jubilados por población que los que tuvimos el pasado año 2016. No tenemos datos todavía de 2017. Con certeza, la tasa de médicos no jubilados no ha hecho otra cosa que crecer desde 2004 que se conocen datos. Y a la vista de la evolución del total de médicos colegiados (jubilados y no jubilados), lo más probable es que no haya dejado de crecer desde 1971 (es decir, desde la noche de los tiempos). Nunca hemos tenido en el SNS más médicos en atención especializada (ambulatoria y hospitalaria) por población que los que hemos tenido en 2015 (último año para el que se dispone de datos). Ni nunca hemos tenido en España tantos MIR por población como hemos tenido en los últimos años (2012-2015). Con respecto a 2004 crecen todas las tasas expuestas. La de los MIR crece un 31%, la de los médicos de atención especializada del SNS crece un 19%, la de los médicos colegiados no jubilados crece un 12% y la de los médicos de atención primaria (Médicos de Familia y Pediatras) de los centros de salud crece un 5%. La única tasa que no ha crecido desde el inicio de la crisis es esta última que se mantiene estable desde 2009. Con estos datos, ¿cómo se puede hablar de que "faltan médicos" (aquí) en España? Los datos tampoco respaldan de ningún modo que actualmente "falten médicos" en España. Todo lo contrario: nunca hemos tenido tantos médicos empleados en el sistema ni tantos potenciales candidatos para trabajar en el mismo (médicos colegiados no jubilados) pues poco más del 50% del total de médicos colegiados no jubilados trabaja en el SNS. Lo que ocurre es que la Administración sanitaria ya no dispone de "petróleo barato". Ya no nada en aquella sobreabundancia de médicos, muchísimos en el paro o muy precarizados, en cuya salsa su tosca gestión del personal funcionaba. Ahora, esa gestión tosca del personal ya no funciona, se ha vuelto ineficaz y no sirve para "encontrar" médicos. Es, por tanto, una forma ya arcaica de gestión del personal, casi un fósil, mantenida por esa "tecnoestructura" que percibe un salario por "encontrar" unos médicos que ya no encuentra. Cuanto antes se de cuenta de ello quien se tiene que dar cuenta, mucho mejor para todos. Si se confirma que las venideras jubilaciones de médicos del SNS van a ser elevadas y no hay suficiente relevo para esa cohorte de jubilados, eso se tenía que haber previsto y resuelto hace bastantes años mejorando las condiciones laborales para que no emigraran como lo han hecho miles de médicos españoles y, después de esto, y si esto no fuera suficiente, rebajando la nota para entrar en Medicina y aumentado posteriormente las plazas MIR para absorber a esos licenciados. De todos modos, no todo el mundo piensa que eso vaya a ocurrir. La pésima macrogestión de las necesidades de médicos por la manifiesta descoordinación entre Sanidad y Educación en el ámbito estatal y autonómico, y la tosca y arcaica meso y microgestión del personal nos han llevado hasta aquí. El cortoplacismo y la descoordinación están de más. Y puesto que ya no van a volver los tiempos del "petróleo barato", no procede seguir escondiéndose tras el mantra de la "falta de médicos" para no tener que abordar de una vez por todas la modernización de la tosca y arcaica gestión del personal. Nada bueno se puede decir de una Administración Sanitaria que crea una Comisión para la "modernización de los recursos humanos" en vez de para modernizar la gestión de los mismos.