Eresa formará a médicos europeos en el uso de resonancias

27.09.2018

Lo hará en su clínica de Viladomat, reconocida como centro de referencia tecnológico por General Electrics Healthcare 


Los profesionales en técnicas de diagnóstico por imagen de la empresa Eresa formarán a partir de ahora a médicos de toda Europa en técnicas como resonancias o tomografías computerizadas o TAC. Lo harán en el centro médico que Ascires (el grupo biomédico que integra la firma Eresa junto a Cetir y Sistemas Genómicos) tiene en Viladomat, después de que este haya sido reconocido como Centro Tecnológico Europeo de Referencia por General Electrics Healthcare, empresa puntera en equipos de diagnóstico.

De esta forma, y según apuntaron ayer fuentes de Ascires, el nombramiento supone que la clínica catalana dispondrá de las tecnologías «más punteras de diagnóstico por imagen y también para investigación» y se podrá formar en nuevas técnicas de imagen gracias a ello. Este centro de Ascires será así una de las pocas clínicas privadas en Europa reconocidas por GE Healthcare como centro de referencia. Tal como destaca Juan Luis Sevillano, responsable del área de resonancia magnética de GE Healthcare en España y Portugal, «Ascires Cetir es uno de los centros de diagnóstico por imagen mejor equipados de Europa, con tecnologías punteras tanto en el entorno de la investigación como del diagnóstico y tratamiento clínico de los pacientes». Para ello, el grupo biomédico en el que está integrado Eresa ha invertido «más de 15 millones de euros».

Cabe recordar que Eresa es, hoy por hoy, la principal empresa de la UTE Erescanner, actual concesionaria del servicio de resonancias en la gran mayoría de hospitales públicos de la red valenciana. El contrato finaliza a finales del próximo mes de octubre y la administración está trabajando ya en la reversión del servicio con la mira puesta en ofrecerlo de forma pública tras muchos años de privatización. Para ello, Sanidad asumirá a más de 100 profesionales de Eresa en un proceso de subrogación parecido al del hospital de la Ribera. La salida de Erescanner del servicio no supondrán, sin embargo, la desvinculación de Eresa del servicio público. La empresa acaba de ganar el principal lote de resonancias (el de Valencia) del contrato público que Sanidad ha sacado para asegurarse durante los próximos dos años que se llega a todo el volumen de resonancias mientras se completa el proceso de reversión a lo público.