La OMC apuesta por una hoja de ruta en defensa de los médicos de la privada

26.11.2017

El Colegio de Médicos de Sevilla acoge desde este jueves la celebración del I Congreso Nacional de Ejercicio Privado de 

la Medicina, organizado por la OMC y el Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.  

Para el presidente de la OMC, Serafín Romero, esta cita servirá para establecer la hoja de ruta para defender "desde los colegios de Médicos el ejercicio privado de la Medicina", según recoge medicosypacientes.com.

En la rueda de prensa, en la que también ha participado el doctor Juan Bautista Alcañiz, presidente del COM Sevilla, y el secretario general de la entidad, el doctor Juan Manuel Contreras, se ha señalado la falta de unificación de criterios a la hora de actuar en este ámbito del ejercicio de la Medicina. Así, Alcañiz ha lamentado que, en muchos casos, "las compañías cuantifican el acto médico de forma vergonzosa y no acorde a la responsabilidad que tiene el profesional", y que con este encuentro "se brinda apoyo a los profesionales que se dedican al ejercicio en la privada".

Respecto a la protección de los médicos, el presidente de la OMCV ha señalado que debe hacerse, tanto con "los que trabajan en el ámbito público, como con los que desarrollan su labor en el sector privado". En esta línea, Romero ha explicado que la mayoría de los casi 200.000 médicos colegiados en ejercicio trabajan en el sistema público, pero hay una parte destacable, 50.000, que trabajan en el ejercicio privado o bien compaginan ambos entornos asistenciales. "A estos profesionales hay que garantizarles que haya un sistema que les permita realizar su trabajo en unas condiciones laborales dignas; que el trabajo que se realicen tenga todas las garantías de comportamiento deontológico y que se garantice la calidad asistencial a los ciudadanos", temas todos ellos que serán abordados en este congreso.

Los médicos que se dedican al ejercicio privado han tenido una "sensación de abandono" y, por ello, la OMC va a debatir y analizar sus demandas

Además, Romero resaltó que "una de las banderas de la OMC es la defensa del modelo sanitario público, cuyas características nos hacen sentirnos orgullosos cuando salimos fuera de España porque, a pesar de las dificultades, es un sistema universal, equitativo, de calidad, accesible y solidario" y permite, "con independencia de la posición social, laboral o económica, ser asistido en las mismas condiciones de igualdad".

Asimismo, dejó claro que "la defensa de este modelo no conlleva tener que crear un conflicto con otros modelos y colaboraciones. Por eso, defender el modelo sanitario que tenemos, no es incompatible con que haya un entorno de ejercicio privado". Y señaló que, desde que se creó el SNS, tanto en la Ley General de Sanidad, como en las Leyes Autonómicas, está articulado cómo debe entablarse esta relación público-privada.

Para el presidente de la OMC, este Congreso es una oportunidad de debatir sobre cómo se está actuando en el contexto de la sanidad privada, donde "se está produciendo un cambio en la manera de relacionarse y de poder ejercer". Apuntó también que, tradicionalmente, se podría trabajar en la pública y en la privada, pero ahora "hay problemas de inequidad, porque dependiendo de la comunidad en la que se ejerza, existen formas diferente a la hora de valorar el trabajo de los profesionales dependiendo si compagina público-privado, o no"

Por último, Serafín Romero ha reconocido que los médicos que se dedican al ejercicio privado han tenido una "sensación de abandono" y, por ello, la OMC va a debatir y analizar sus demandas, para incorporarlas a la búsqueda de soluciones, porque "entendemos que los profesionales trabajen en las mejores condiciones y que se respeten de la misma forma sus derechos, independientemente de donde realicen su ejercicio asistencial"