Los médicos critican la falta de información sobre el plan para frenar las listas de espera

20.09.2017

La consellera Carmen Montón comparece en les Corts para explicar las medidas tras dos semanas sin poder concretar su programa de actuación


Dos semanas después de que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, anunciara la ampliación del autoconcierto y la apertura de quirófanos en sábado para detener la escalada de las listas de espera, el departamento autonómico no ha concretado las condiciones en las que se tiene que aplicar la medida y cómo afecta a las condiciones del trabajo. Son los representantes sindicales en el ámbito de la sanidad pública, quienes han advertido de esa falta de información que rodea al programa de actuaciones y han manifestado sus críticas al reclamar concreción sobre las necesidades de plantilla, así como de medios materiales.

La situación ha llevado a los representantes sindicales a insistir en la necesidad de conocer las «condiciones» en las que se tiene que llevar a cabo la extensión del horario de intervenciones en tanto que a su juicio ello comporta reorganizar recursos humanos y afecta a distintos servicios de los centros sanitarios. Rosa Atiénzar, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO, pone el acento en el carácter preceptivo de negociar cambios cuando estos influyen en las condiciones de trabajo.

La representante de CC.OO lamenta que desde el departamento que dirige Montón no «nos hayan comunicado nada, parece mentira en una conselleria de corte progresista la poca transparencia en muchas cosas». Además, recuerda que con el «anterior gobierno se negoció el plan de autoconcierto porque lleva aparejada la modificación de las condiciones de trabajo». El autoconcierto es una medida que implica la ampliación del horario de operaciones en los hospitales públicos.

Planificar los recursos

Atiénzar insiste en que cuando se anuncia una medida como la que dio a conocer la consellera el pasado día cinco hay que «planificar cómo y con qué recursos» teniendo en cuenta que no sólo afecta a la organización de quirófanos, también a otras áreas como la UCI.

También desde UGT se ha levantado la voz para denunciar que a los «agentes sociales no se nos comunicó nada de este plan». Jesús García, secretario de Salud y Servicios Sociosanitarios de UGT, recalca que no «se interviene tanto como dijeron». Insiste en que «no nos han dicho nada» sobre una actuación con la que UGT «está de acuerdo», pero que a juicio de García se les debería haber informado sobre «la disponibilidad de personal, de medios materiales y de espacio para poder acoger a los pacientes intervenidos».

La denuncia llega también desde la formación CSIF. Este sindicato aseguró que tenía previsto preguntar sobre las medidas de Sanidad para frenar la lista de espera en «ruegos y preguntas de la última mesa sectorial», pero el encuentro se prolongó y se suprimió ese punto. Un día después remitieron «un escrito a Sanidad preguntando por el tema y aún no hemos recibido respuesta». Desde CSIF recalcan que «no nos han dicho nada» mientras que entienden que deberían saber «en qué condiciones se aplica y si habrá que reorganizar las plantillas».

El secretario general del sindicato médico CESM, Andrés Cánovas, puso el acento en que el «autoconcierto no está funcionando bien» y, además advirtió de la necesidad de prestar atención a si hay «suficientes camas para poder acoger a los pacientes intervenidos» si aumenta el número de operaciones con las medidas programadas por el departamento autonómico.

Está previsto, conforme a la agenda de les Corts, que la consellera Montón -dos semanas después de anunciar medidas- comparezca hoy en la Comisión de Sanidad del parlamento valenciano. Está previsto que aborde la situación de las listas de espera. Además, la comparecencia contempla explicar los nuevos criterios para contar pacientes de las listas de espera, medidas adoptadas en la demora de pruebas diagnósticas y la planificación de los autoconciertos.