Los médicos culpan a Sanidad de que se opere tan poco por las tardes

18.09.2017

El sindicato CESM recuerda que existen listados de facultativos que piden trabajar jornadas vespertinas

Asegura que los gerentes no llaman a los galenos al carecer de presupuesto para quirófanos, camas y material

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos no quiere que se estigmatice a los facultativos cuando se habla de programar operaciones por las tardes y los sábados en los hospitales públicos y niega, rotundamente, que la culpa de que se realicen estos procesos quirúrgicos sea del colectivo galeno.

El presidente de la CESM, Andrés Cánovas, recordó ayer que «son muchos los médicos que se apuntan para realizar intervenciones quirúrgicas por las tardes» para reducir las listas de espera de pacientes. La verdadera razón de que no programen más intervenciones por la tardes se debe, para el responsable de CESM, a que los gerentes de los departamentos de salud de la Comunidad Valenciana no programan el suficiente trabajo vespertino por falta de presupuesto» y añadió que es «una realidad que todo el mundo conoce en los hospitales públicos».

El responsable sindical urgió a la consellera Carmen Montón y a su equipo a que asuman que el sistema sanitario «no está preparado para las operaciones de tarde a no ser que se aumente la asignación para poder pagar todo el proceso quirúrgico».

Según el neurólogo, resolver el problema constante de las listas de espera con tardes y sábados es falsear la realidad porque «el volumen que se programa para este fin es insuficiente y la prueba es que desde hace años se echa mano del programa de autoconciertos y las esperas para recibir una operación nunca se resuelven».

Recordó también que la compensación que se le paga a un cirujano por trabajar tres horas cada tarde -que ronda los 200 euros- es el menor de los costes que debe pagar el director de un hospital. Los propios gestores de los centros hospitalarios «confirman que se ven imposibilitados para programar más intervenciones por la tarde porque no sólo hay que pagar a todo el equipo, sino que hay que preparar camas y hacerse cargo de las estancias, del material y de los tratamientos postoperatorios», expresó Cánovas, quien confesó que se ha dado el caso de galenos que, «tras solicitar que se les incluya en el programa de autoconciertos, se les ha denegado, a pesar de que muchos pacientes aguardan para ser intervenidos en sus mismas áreas».

El presidente de CESM recordó que el hecho de que los médicos trabajaran fuera de su horario laboral se acordó hace una década para compensar a los facultativos que tenían más de 55 años y dejaban de hacer guardias. Cánovas confirma que él mismo participó en la negociación «en la que se logró que se incluyera a todos los médicos, especialmente, a los jóvenes para que sirviera para su formación y para compensar sus sueldos más bajos».

Incluso reconoció que había un porcentaje de médicos, cercano al 30%, al que no les interesa trabajar por las tardes o los sábados porque cobran más operando a las mismas horas en la privada o porque acuden a las clínicas de su propiedad.

Cánovas confirmó que se trata de un perfil de médicos con mucha experiencia, bien considerados en la profesión o vinculados a las jefaturas clínicas o de servicio. «Estos profesionales tienen ofertas mejores y cobran en otros lugares más que lo que le puede pagar la Conselleria de Sanidad con el programa de autoconciertos», describió el experto.

Según el baremo de Sanidad, la remuneración que perciben los equipos de quirófano -compuestos por un anestesista, dos facultativos, dos enfermeros, un auxiliar y un celador- es cercana a los 600 euros: los médicos recibirán 289 euros, los enfermeros 187,85 euros, los auxiliares de enfermería 86,70 euros y los celadores 43,35 euros.

Sobre los requisitos que han de poseer los hospitales para poner en marcha la jornada de tarde se establece que han de disponer de los recursos necesarios, como quirófanos, camas y personal y, de forma lógica, que existan pacientes en lista de espera estructural para poder acabar con estas demoras.

En cuanto a las especialidades médicas que se incluyen en el programa y, las intervenciones mínimas que han de realizar, comienzan con cirugía ortopédica y traumatológica, en la que cada equipo quirúrgico ha de realizar 2,9 intervenciones como mínimo por la tarde; cardiovascular, 1,5; cirugía general, 3,5; maxilofacial, 4,3; plástica, 3,8; ginecología-obstetricia, 2,8; neurocirugía, 1,6; oftalmología, 6; otorrinolaringología, 3,1; y urología, 3,7.

TARIFA VESPERTINA

200 euros a médicos. El diputado del PP en las Cortes, José Juan Zaplana, recordó que la gratificación por trabajar por las tardes y los sábados también la recibe el resto del personal. Los médicos reciben cerca de 200 euros por trabajar tres horas.

Profesionales en una operación. Cirujano, primer ayudante, segundo ayudante, instrumentador, la enfermera de quirófano o circulante y el anestesista. Todas estos trabajadores reciben una compensación por trabajar por las tardes y los sábados.