Montón margina al 'modelo Alzira' de las operaciones de los sábados     

09.09.2017

Lee detenidamente el artículo porque la conclusión final es que los responsables del incremento de la lista de espera somos en definitiva los médicos que queremos ganar más dinero. Nada que ver con jornadas de trabajo de hasta 50 horas semanales, calidad asistencial o responsabilidad profesional. Para echarse a llorar. Vicente Useros que es el firmante del artículo deberá asesorarse adecuadamente antes de hacer afirmaciones de este tipo. 

El contenido del artículo se ha puesto en conocimiento del Sindicato Médico para que tome medidas. 

La consellera de Sanidad más intervenciones de tarde por el aumento de las listas de espera

La mayoría de los médicos opta por la privada antes que en su centro por la tarde

Los hospitales valencianos operarán también los sábados para reducir las listas de espera

El aumento de las listas de espera quirúrgicas y la poca valoración de los pacientes de la sanidad valenciana han motivado a la consellera Carmen Montón a buscar soluciones con el fin de mitigar las demoras hospitalarias. Montón anunció ayer que se programará actividad quirúrgica los sábados y se potenciarán las operaciones vespertinas con el objetivo de reducir las esperas.

Una medida en la que han sido excluidos los cinco hospitales del 'modelo Alzira' a pesar de que suponen los centros de referencia de sus respectivos departamentos de salud públicos y que disponen de los mejores indicadores en demores y listas de espera según el propio sistema de control público Alumbra. La prueba se aprecia en que ninguno de los gerentes de los departamentos concesionales fueron ayer convocados a la reunión de directivos de Sanidad.

Lo paradójico es que esta medida de operar por las tardes ya ha sido utilizada por otros consellers de diferentes signos políticos pero nunca ha servido para resolver el problema del colapso quirúrgico que se produce en algunas especialidades.

Se trata de una solución que para muchos es inviable porque la mayoría de facultativos prefiere trabajar por las tardes en clínicas privadas porque cobran bastante más que en la sanidad pública. Un ejemplo flagrante es el actual subsecretario de Sanidad, Ricardo Campos, que durante casi 20 años ha estado trabajando en el servicio de Oftalmología de Hospital General, incluso como jefe de sección, y por las tardes regenteaba su clínica privada en Paterna.

Jefes de servicio

Una circunstancia que ocurre de forma sistemática con la mayoría de jefes de servicio y de sección de los hospitales públicos que obtienen otro sueldo prestando sus servicios en la sanidad privada cuando acaban su jornada laboral de sus respectivos trabajos públicos. De ahí que el equipo de Carmen Montón se vea obligado a mejorar las condiciones económicas de los autoconciertos -derivar las listas de espera a los propios hospitales- si quiere motivar con incentivos a los facultativos o, buscar una solución leonina, y imponerles a que trabajen por las tardes. Un extremo que levantaría ampollas entre los sindicatos.

Pese a que el problema se presenta como irresoluble con esta medida, Montón busca con los autoconciertos disminuir el numero de pacientes que están en lista de espera para una intervención quirúrgica no urgente. «Vamos a dar un impulso e intentar acortar los tiempos de espera aumentando el plan de autoconcierto, intentando hacer más con nuestros propios medios y en segundo lugar programando actividad quirúrgica el sábado para que los quirófanos con actividad programada estén también en funcionamiento los sábados», concretó Montón.

La consellera recordó los pasos dados hasta la fecha por su departamento en el ámbito de las listas de espera: «Hemos eliminado la contabilidad B, ya no se miente en cuanto a la lista de espera. El PP dejó en 2015 una bolsa oculta, una contabilidad B de más de 10.000 pacientes y 3,5 millones de días de demora y esto ya no se hace».

«Apostamos por la información directa, individualizada y personalizada de cada paciente y ya son más de 40.000 valencianos y valencianas los que han accedido a esa información individualizada para saber cuánto tiempo tienen de demora para su intervención quirúrgica», aclaró Montón.